alimento transgenico, edulcorante, EMERGENCIA DE SALUD, ENFERMEDAD, industria alimentaria, industria farmacéutica, sistema de salud, sistema de salud convencional, veneno, venenos

“VIDA-CAMPAÑA” EN ACCIÓN – ¡NO HAY ALTERNATIVA PARA SOBREVIVIR CON ÉXITO!

Había que bautizar con un nombre esta campaña, que por su importancia, no debe terminar hasta ver resultados importantes. “VIDA-CAMPAÑA” La otra opción era DECA-CAMPAÑA, pero la palabra “vida” corta pero importante pesó mas, ya que tratamos de salvar vidas, de manera individual y colectiva, si masificamos este mensaje. “Vida” puede ayudar a que esta multicampaña pegue en el público, y que empecemos a ver muestras clara de seguimiento, en todos los sentidos, incluyendo el económico. Convoco a SEOs expertos, y público en general, voluntarios también a que se sumen a la campaña, a fin de masificar este mensaje, a cuantos podamos llegar. Nada de lo que ya se ha tratado a cabalidad, con información de fuentes múltiples y confiables, servirá si no damos paso a acciones concretas y decididas. Reitero que para el propósito de esta campaña, toda idea y recurso suma. No hay que dar ventaja alguna. Para los que no conocen el tema de fondo, invito a visitar mi blog desde la PÁGINA PRINCIPAL, y hacer de este sitio una página referente en tema de salud. Este sería el post más importante, de todos, porque intenta tomar acción y a la vez despertar conciencias, a través de información selecta y debidamente corroborada. No representamos a ningún grupo económico, sino al usuario (mal llamado “paciente”) No importa no tener cifras exactas sobre el perjuicio causado. Nadie discute la  precisión de las cuantías, porque se sabe que por su volumen, y falta de decisión de las autoridades del gobierno, son elevadísimas. Este trabajo dejemoslo  a los técnicos del gobierno. Nuestra misión, es tomar acción antes de que alguien de nuestro entorno, incluyendo nosotros mismos, salga lastimado. Pese a que lo he mencionado muchas veces, los problemas que merecen una atención especial, por el daño social- económico y la salud, si tuviera que hacer un resumen de en que áreas realizar campañas. Es URGENTE INICIAR UNA MULTI-CAMPAÑA INFORMATIVA EN LOS SIGUIENTES TEMAS:

¡ NO AL ABORTO CRUEL SOBRE VIDAS INOCENTES!

aborto

¡NO A LOS FÁRMACOS LETALES!

FARMACO LETAL

¡NO A LA QUIMIOTERAPIA QUE MATA SILENCIOSA Y LENTAMENTE!

QUIMIO

¡NO A LAS VACUNAS INNECESARIAS Y COSTOSAS!

VACUNA

¡EXIJA ENVASES RETORNABLES EN LUGAR DE LOS ENVASES NO RETORNABLES, SINO NO COMPRE GASEOSAS!

ENVASES NO RETORNABLES

¡NO COMPRE PRODUCTOS TRANSGÉNICOS!

NO TRASGENICOS

¡NO AL CONSUMO DE LECHE DE VACA, EN ADULTOS Y ADOLESCENTES!

NO A LA LECHE DE VACA

¡EN CUANTO LE SEA POSIBLE EVITE EL CONSUMO DE COMBUSTIBLES FÓSILES (GASOLINA Y PETRÓLEO)!

NO COMBUSTIBLES FOSILES

¡LAS VITAMINAS EN SU FUENTE NATURAL SON SUFICIENTE!

VITAMINAS FUENTE NATURAL

¡NO AL FAST FOOD, ALIMENTOS ENVASADOS, Y BEBIDAS GASEOSAS Y ALCOHÓLICAS!

NO FAST FOOD Si una campaña múltiple de este tipo tuviese llegada a todo el mundo, tal vez podría tener un mejor impacto de sensibilización. ¿Por que hacer esta campaña múltiple? Bueno, todo este blog sustenta el problema GRAVÍSIMO de hacer poco o nada, lo cual tiene mucho que ver con nuestra supervivencia individual y como género humano, reitero mi invitación a la comunidad en general, a difundir este mensaje, y están abiertas las ideas para emprender acciones, ahora mas que las palabras. Alguien podrá decir, “no quisiera meterme en problemas” , sin percatarse, creo , en que ya estamos en este problema, desde casi la aparición de la industria químico farmacéutica( y demás industrias que trabajan con alimentos). El hecho de que no hayamos visto víctimas cercanas, no debe hacernos bajar la guardia, por nada, y nunca estar del lado CONSERVADOR, que nos ha llevado a las crisis de SERVICIO DE SALUD MUNDIAL que intentamos explicar en este blog, de la cual nadie está libre. Ni siquiera los que más tienen, están seguros. Vea los detalles en el interior de mi blog, y le invito a sumarse a esta múltiple campaña informativa. Quienes tienen dinero, no piensen que porque tienen seguro, o pueden acceder a las clínicas mas caras, o pagar a los mejores médicos del mundo, están libres. Ni Steve Jobs, Michael Jackson, Elvis Presley, John Lennon, Bob Marley, Bruce Lee, etc,  la lista es grande click aqui para ver mas, pudieron ( con la fortuna que tuvo cada uno), superar sus problemas de salud, y tener una vida longeva . ¿Tenían toda una vida por delante no? Bien, entonces vale la pena no desechar la información contenida en este blog, por esta y muchas razones más.

SI SE IDENTIFICA CON EL TEMA PRESENTADO PUEDE CALIFICAR ARRIBA, DAR ME GUSTA,CLIC EN SEGUIR Y/O RECOMENDAR A SUS CONTACTOS

http://enfermedadespuntodevistadeunpaciente.wordpress.com

¿Cuanto vale su salud y la de su entorno? Usted tiene la palabra. Con la crisis eterna de ineficiencia del sistema tradicional de salud, es vital contar con información ÚTIL, OPORTUNA Y VERAZ en lo que a salud se refiere.Para este propósito se necesita importante financiamiento para intensificar campañas de concientización y de información de efectividad de los fármacos, vacunas, etc. Esto no lo hace ni lo hará el gobierno, ni laboratorio alguno. Somos muy pocos los que estamos dispuestos a revelar esta información, la cual se encuentra en diferentes fuentes. Si

desea colaborar voluntariamente, en favor de esta campaña, ir a pestaña RECOMPENSAS Y RETRIBUCIONES para ver la alternativa que mas se acomode a usted.

mafia farmaceutica

Envenenados: una bomba química nos extermina en silencio…incluido usted…

Otra publicación interesante para ayudar a despertar a muchos, como envenena los productos transgénicos, sin que lo notemos, por desinformación.

“Un libro de Patricio Eleisegui, primera investigación periodística sobre los efectos de los transgénicos y los productos químicos utilizados en la agricultura”

El testimonio

“Me llamo Fabián Tomasi, tengo 47 años, y soy de Basavilbaso, provincia de Entre Ríos. Tengo una hija de 18 años, Nadia. En el 2006 empecé a trabajar en una empresa de acá, Basavilbaso, que se llamaMolina & Cia. SRL., y se dedica a fumigar. Entré a trabajar como apoyo terrestre, o sea que era el encargado de cargar los aviones fumigadores y de llevar la gente del campo hasta los productos que se echaban, que estaban al costado de una pista improvisada en el medio de los lotes.

Una vez ahí, destapaba los bidones y el piloto dividía la cantidad de producto que iba a echar por vuelo. Esto último no estaba basado en una cuestión de medida exacta, sino que el criterio pasaba por la efectividad del producto.

El dueño decía “Echa todo, que no sobre nada, porque con lo que me costó… más vale que sea efectivo”. Con lo erróneo de pensar que echando más se logra más efectividad.

En Molina & Cia. SRL trabajé en dos etapas. En la primera, estaba el dueño de la empresa, que fallece de cáncer a raíz del trabajo que hacíamos. La familia desmiente esto. En la segunda etapa, el que toma el mando es el hijo, que ahí me pide que dé una mano y paso a trabajar como programador de vuelo.

En ese momento venían aviones de Córdoba; de todos lados. Yo organizaba el trabajo sin tener ya tanto contacto con los productos, aunque igual me tocaba convivir con las pilas de veneno en la oficina.

Me tocó enfermarme en la segunda etapa. Como soy diabético, mi sistema inmunológico está de por sí deprimido, y haberle puesto encima la cantidad de productos químicos con los que tuve contacto en esos años me trajo las consecuencias con las que cargo ahora.

En mi trabajo hacían uso de todos los productos que están prohibidos por lo tóxicos que son.Endosulfan, por ejemplo. También gran cantidad de 2,4-D. Se tiraba principalmente en el arroz, porque en esa época la empresa fumigaba sobre arroceras. Muchos de estos productos se traían de contrabando de Uruguay. El mercado negro de plaguicidas es muy importante.

Se echaban también muchos fungicidas para los hongos del campo, que son productos tremendamente tóxicos. Cuando llegó la soja a Entre Ríos, ahí apareció el glifosato. Nunca nos protegimos con nada y mucho menos cuando se empezó a usar el glifosato, ya que viene con una franja en el envase que dice que es levemente tóxico.

Con la soja empezamos a echar camiones y camiones de glifosato. Igual es un error cargar contra un solo producto, porque los insecticidas también son potentes y efectivos a la hora de causar malformaciones y cáncer.

En ese caso, se fumigaba con endosulfan, cipermetrina y gramoxone, que es una sustancia derivada del gamexane y se echa en los cultivos la noche anterior a la cosecha y a la mañana siguiente las plantas amanecen secas pero con la humedad exacta para poder hacer ese trabajo.

El cultivo que recibe gramoxone, que es extremadamente tóxico y por eso viene con una franja roja, llevará dentro de la semilla que se cosecha, almacenado, el veneno que recibió la planta. Eso queda en el arroz, por ejemplo, y en todo lo que uno come.

Hoy no hay cultivo que se salve de estos productos químicos. ¿Por qué? Porque el modelo de producción es ése. Te obligan a comprar la semilla para que luego vayas y compres los químicos que producen los mismos que te dieron esa semilla. Pero nadie sabe los resultados de la modificación genética que le están haciendo a los cultivos para aguantar los químicos.

Mientras tanto, los del campo, la provincia, el Gobierno nacional, ganan millones.

Con la llegada de la soja empezamos a usar mucho glifosato e insecticidas como el clorpirifos. También el endosulfan, que está prohibido en el mundo pero acá el SENASA (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria) hasta hace poco permitía que se siga usando porque hay mucho stock en el país. Se lo aplica sobre todo para eliminar la chinche que ataca la soja.

Por mi trabajo, ahora tengo problemas en la parte motriz y el aparato digestivo. Empecé a tener problemas de salud a los seis meses de estar trabajando en Molina & Cia. SRL. Al principio sufrí problemas en la punta de los dedos. Se me empezaron a lastimar.

Eso derivó en una neuropatía que el doctor Roberto Lescano, de Basavilbaso, empezó a tratar como si fuera diabetes.

Un día, el doctor Lescano me dice que me saque la remera que llevaba puesta, que había algo raro. Ahí nota que me estaba secando. Tengo el cuerpo seco de la cintura para arriba. Casi no tengo ningún músculo, sólo piel y huesos. Cuando empecé a trabajar pesaba 80 kilos. En este primer semestre de 2013, peso 58. Lescano me deriva a Puiggari, también en Entre Ríos, donde me hace atender con un doctor holandés, Bernhardt. Ahí ese otro doctor, un toxicólogo, dice que lo mío es precisamente una intoxicación por agroquímicos.

También dice que se agravó mi diabetes. En Puiggari me detectan disminución de la capacidad pulmonar. Mucho tiempo después, cuando logré jubilarme por incapacidad en el PAMI, los veinte médicos que me revisaron para ese trámite me decretaron polineuropatía tóxica y enfermedad del zapatero, entre otros problemas.

Hoy subsisto porque pude jubilarme por incapacidad. En Molina & Cia. SRL trabajé en negro y sin ninguna protección. Me jubilé gracias a mis trabajos anteriores.

La enfermedad del zapatero se llama así porque el fabricante de calzado, al igual que el despachante de una estación de servicio, aspira los solventes de los productos químicos todo el tiempo. Eso produce problemas en el sistema nervioso periférico. Ese es uno de los tantos problemas que tengo. No puedo coordinar los músculos, dejas de caminar y pierdes el equilibrio.

De mis compañeros de trabajo en la empresa de fumigaciones, uno hoy tiene el mismo problema que yo para tragar. Y otro quedó estéril. En el 2007 ya no podía caminar por las lastimaduras en mis pies y sólo podía dormir sentado en una silla. Tiempo después, el médico Jorge Kaczewer, que es como un Dios para mí, me regaló un tratamiento extremadamente caro que consistió en la aplicación de procaína en diferentes partes del cuerpo. Eso me permitió una cierta recuperación. Volví a caminar y se me cerraron las heridas. Tengo una rodilla operada de la que me sacaron más de un litro de líquido blanco. Cuando hicieron la biopsia en el hospital público de Basavilbaso, los resultados se perdieron y nunca supe qué fue eso.

Me dijeron que nunca me voy a recuperar del todo. Y la primera vez que me revisaron completamente me dieron 6 meses de vida. La medicina no sabe a lo que se enfrenta.

En Basavilbaso y la zona hay muchísimos casos como el mío. Acá murió un nene de cuatro años, Jeremías, por un cáncer en el estómago. Esto fue hace muy pocos meses.

El nene estuvo en el hospital Posadas de Buenos Aires. Cuando vieron cómo estaba el nene, al padre le preguntaron si vivía cerca de una planta atómica o de una fábrica de químicos por el grado de contaminación que presentaba el chico. El padre respondió que era encargado de campo, y que al lado de la casa en la que vivía tenía un depósito de agroquímicos.

Ese nene murió con cuatro años, en pañales, con morfina y retorciéndose del dolor por el cáncer en el estómago.

Acá hay muchas malformaciones, nenes que nacen con labio leporino. A dos casas de la mía vive una ingeniera agrónoma que secó el pasto de su casa con glifosato puro. Al glifosato lo usan para fumigar las vías del tren, los terrenos baldíos. Todo. Están haciendo de la agricultura un campo de concentración.

Molina & Cia. SRL sigue funcionando, aunque se fue de Basavilbaso por todo esto. La empresa se compró un campo entre Basavilbaso y la ciudad de Gilbert. Hoy hacen soja y todo lo que se les cruce. Fumigan, fertilizan, todo con equipos terrestres y aéreos.

Una de las dueñas, María Elena Spiazzi, viuda de Molina (fallecida días antes de ser impreso este libro), es la presidenta del ALCEC (Asociación de Lucha contra el Cáncer) de Undinarrain, un pueblo a 40 kilómetros de Basavilbaso. O sea que por un lado te mata y por el otro trata de curarte.

Hoy, con respecto a mi tratamiento, bueno, abandoné todo. Por una cuestión económica y de decisión. Abandoné todo el 3 de agosto de 2012. Ahora me duele otra vez todo el cuerpo y sufro una regresión muscular. Incluso, me volvieron los calambres en las piernas. A mí me tienen como un hito en todo esto porque los problemas y las enfermedades directamente se me notan.

Ahora estoy esperando, esperando que se termine todo.

Es una decisión que tomé. Mi hija ya está muy bien preparada. Tengo miles de problemas físicos, pero me siento mentalmente lógico y claro. Ya no tengo más fuerzas.

No le veo sentido a seguir peleando para vivir. “Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras; tienen el deber de preservarlo. El daño ambiental generará prioritariamente la obligación de recomponer según establezca la ley. Las autoridades proveerán a la protección de este derecho, a la utilización racional de los recursos naturales, a la preservación del patrimonio natural y cultural y de la diversidad biológica, y a la información y educación ambientales. Corresponde a la Nación dictar las normas que contengan los presupuestos mínimos de protección, y las Provincias, las necesarias para complementarlas, sin que aquellas alteren las jurisdicciones locales. Se prohíbe el ingreso al territorio Nacional de residuos actual o potencialmente peligrosos y de los radioactivos.”

Constitución de la República Argentina. Artículo 41.

————–

Esto que acaba de iniciarse está hecho de nombres. De historias. Que bajo la pluma de este autor, la presión del tiempo –que corre, fatal, para muchos de los protagonistas de estas páginas–, y el peso de las circunstancias, tratarán de hacerse una sola.

Un relato común. Quien aquí escribe comienza esta investigación con dudas previsibles. Fluctuaciones lógicas de quien intentará llevar a cabo la difícil tarea de reflejar, desde los ángulos más incómodos, los aspectos de una problemática que afecta a millones de personas.

Con la intriga de no saber si, incluso, los mismos nombres que abarrotarán las páginas que siguen permitirán cumplir con una tarea que surgió así, espontánea, a la sombra de injusticias que cada vez se aceptan con mayor naturalidad.

Porque esta es una historia en la que muchos mueren Y aquellos que matan siguen, en su inmensa mayoría, gozando de todas las libertades conocidas para continuar una tarea avalada por quienes deben velar por la seguridad de todos.

Porque sobre esta práctica no sólo descansa un beneficio de unos pocos: paradójicamente, depende la supervivencia económica de todo un país. Las historias de este libro reflejan las contrariedades de un modelo que desde la retórica, desde el aspecto discursivo, se muestra contrario a lo que concreta en la práctica. Y renuevan la idea de que, a la hora de garantizar el rédito económico, poco importan las consecuencias negativas.

Aunque afecten a tantos.

Esta investigación se basa en nombres como Fabián Tomasi, Sofía Gatica, Estela Lemes, Jeremías Chauque, o Ailén Peralta. También de otras identidades: Monsanto, Syngenta, Bayer, Nidera, BASF, Du- Pont, Atanor y Dow, por citar algunas.

Está hecha de declaraciones como la concretada por la presidenta de la nación Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, el 10 de diciembre de 2011 en lo que fue su discurso de reasunción: “No soy la Presidenta de las corporaciones”.

El trabajo que aquí exhibe sus primeros párrafos aborda un mal que ya afecta a más de 12 millones de argentinos distribuidos en 14 provincias.

Como quedará expuesto en páginas sucesivas, este escrito no dará lugar a las medias tintas. Sí habilitará espacios para expresiones malditas como cáncer de pulmón, malformación congénita, aborto espontáneo, diabetes, atrofia, intoxicación, alergia, leucemia.

Todo en derredor de un negocio que le asegurará a la Argentina, sólo durante 2013, ganancias superiores a los 34.000 millones de dólares. Y que en el último decenio aportó al proyecto político del kirchnerismo fondos por más de 170.000 millones de dólares.

Este autor tiene una identidad que no piensa ocultar. Mi nombre es Patricio Eleisegui. Soy periodista. Soy escritor.

La investigación que aquí se presenta habla de los que sufren hoy. De los que murieron, en su mayoría anónimos y acallados. Y de los que, de seguro, morirán mientras se escriben estas líneas. Esta historia tiene más de un punto de partida. El final, no lo sabemos…”

Fuente: Envenenados: una bomba química nos extermina en silencio

Entrevista a Patricio Eiselegui

ENFERMEDAD, industria alimentaria

¡ALERTA MÁXIMA! ALIMENTO TRANSGÉNICO ESTÁ EN EL PERÚ – ¡CUIDADO CON LA SOYA!

Para saber que problemas ocasiona para la salud un producto transgénico hay que saber primero su definición. “Los alimentos transgénicos son aquellos que han sido producidos a partir de un organismo modificado mediante ingeniería genética y se le han incorporado genes de otro organismo para producir las características deseadas” Fuente: wikipedia,  y cuales son los peligros de su uso para la salud. Ver aqui. Su uso se ha extendido a muchos países ver algunos aquí: Los Transgénicos en el Mundo, y podrá observar en ese mismo enlace los efectos negativos para toda la población en el Perú, alta toxicidad entre otros, de no tomar medidas radicales y urgentes.

Para mi sorpresa y alarma, vi este enlace cuyo título habla solo :YA LLEGARON LOS TRANSGÉNICOS al Perú , si es verdad estamos muy mal. Si revisamos, Alan García, al final de su mandato ayudó a que los productos transgénicos no tengan trabas en el Perú “al haber observado la ley que establece una moratoria de diez años al ingreso de transgénicos –u organismos vivos modificados (OVM)– al Perú ” . Fuente :Los transgénicos sobre la mesa, gracias a Alan García .

Recuerdo que fue noticia en el 2011, las posiciones encontradas con el prestigioso chef peruano Gastón Acurio, ver aquí: Gastón Acurio critica los transgénicos . Es evidente que más pudo los intereses de las transnacionales, con Monsanto líder mundial en el rubro – herbicidas – a la cabeza. ¡Que escándalo!

Y ahora ¿como vamos a identificar que producto es o no transgénico? Se imaginan que para comprar soya, leche de soya, salchicha o avena, entre los que ya tenemos identificados en el país – si damos por cierto el aporte del biólogo Miguel Morachimo que dio la alerta en la fuente:YA LLEGARON LOS TRANSGÉNICOS – tengamos primero preguntarnos si ¿es o no un producto transgénico? Mayormente, esto no va a ser así. Habrá mucha desinformación que es el aliado de estas multinacionales. Si usted nos está leyendo, amigo lector, tenemos la gran responsabilidad de informar no sólo a nuestro entorno, sino a cuantos contactos podamos. Note que el etiquetado, que nos informa la composición de cada alimento envasado, al parecer ya está normado en nuestro país, recién en Octubre 2014, es decir ya nos hemos contaminado al menos durante unos 5 años, por desconocimiento del tema. Usemos esta información. La norma de etiquetado dice que los productos genéticamente modificados, deben indicar en la etiqueta una letra “T” y señalar el porcentaje utilizado. Ver “Ley que modifica el artículo 37 del código de protección y defensa al consumidor”. ¿Estarán cumpliendo las empresas con esta norma?  Por ahora sólo contamos con la información alcanzada por el Biólogo Miguel Morachimo citado anteriormente, lo cual habría que leer y/o imprimir para usarlo como guía antes de ir a comprar al supermercado, ya que nadie va a contratar a un biólogo para decidir si un producto es transgénico o no antes de efectuar nuestra compra. Como dato ya podemos desconfiar del sillao que es usado en los Chifas, ya que la soya es ingrediente del sillao. Mucho cuidado con la soya (soja) ya que según la fuente: desperta2 la soya sería  el alimento transgénico más consumido en el mundo. “Un gran porcentaje de soja (soya) está genéticamente modificado (99%), y también presenta uno de los niveles más altos de contaminación por pesticidas de entre todos los alimentos.” Indica un extracto de la misma fuente.

Finalmente, no perdamos de vista que las grandes multinacionales – liderado por la empresa Monsanto -defenderán con todo los productos transgénicos, argumentando que reducen costos, y ayudarán a reducir el hambre en el mundo, la gran mentira, y tienen además mucho dinero e influencias en los políticos como ya lo ha evidenciado Monsanto en el propio EEUU, Brasil, Argentina, China, y España por citar solo algunos. Ellos no se detendrán, nos dejarán a que nos cuidemos por la información a la que podamos acceder para protegernos. EL MISMO ACTUAR DE LA INDUSTRIA FARMACOLÓGICA. ¡ESCANDALO!

Los productos transgénicos o GM (genéticamente modificados) generan tumores según investigación de científicos. Ver fuente: Productos GM provocan enormes tumores .

monsanto---

SI SE IDENTIFICA CON LOS TEMAS TRATADOS EN ESTE BLOG POR FAVOR SIGANOS Y RECOMIENDELO A SUS CONTACTOS

http://enfermedadespuntodevistadeunpaciente.wordpress.com

PD: Esta información es privilegiada y de valor incalculable, como podrá observar, el acceso al blog es gratis, pero se aceptan donaciones voluntarias vía Western Union. Ver datos de contacto en pestaña CONTACTO.