ARTRITIS, ARTROSIS

ALIVIO PARA ARTRITIS Y ARTROSIS SIN EFECTOS SECUNDARIOS – APITOXINA

APITOXINA

Otro interesante aporte para la artritis y artrosis, es la investigación del Naturópata , Josep Masdeu, con la aplicación de la Apitoxina, el veneno de las abejas.

La apitoxina es el veneno secretado por dos glándulas, una acida y otra alcalina ubicadas en el interior del abdomende las abejas obreras de algunas especies, que lo utilizan como defensa contra enemigos y para el combate entre ellas.

Es un líquido, con olor a miel y sabor amargo. El pinchazo lo realizan con un aguijón, oculto en el interior de su abdomen, que sale al primer síntoma de peligro para ella o la colmena.

Cada aguijoneada inyecta  0,3 miligramos de ese veneno, si se liofiliza se obtiene 0,1 miligramo, por lo tanto para conseguir 1 gramo de veneno seco, se necesita recoger la apitoxina de unas 10.000 abejas.

El médico austríaco Philip Terc fue quien descubrió sus posibilidades. Un día, fue atacado por varias abejas y notó que a partir de entonces los dolores que tenía fueron desapareciendo. A razón de esto  investigó el origen de su maravillosa cura.

Otros médicos, siguieron sus métodos y ratificaron sus trabajos.

A principios del siglo pasado sus trabajos llegaron a Japón, donde  combinaron la acupuntura con la Apitoxina, logrando unos resultados muy buenos.

El poder anti inflamatorio del veneno de la Apitoxina se debe a tres enzimas:

  • La apamina, eficaz contra el dolor.
  • El péptido 401, un potente antiinflamatorio.
  • La Melitina, que ayuda al sistema inmunológico a reconocer y no atacar a las articulaciones.

Este veneno es hasta 80 veces superior a la morfina como calmante del dolor, sin poseer los efectos secundarios, además es el mayor analgésico conocido, también sin efectos secundarios….” Para mas detalle ver enlace : APITOXINA, naturaleza que cura

Anuncios